Rusia-2018: Los que se fueron y los que se quedaron

Uruguay y la Sbornaya –como denominan a la selección rusa– disputaron el trono del grupo A, el primero que cerró sus acciones en fase de grupos. Samara Arena fue el estadio escogido para destrabar la puja entre “La Garra Charrúa” y el nuevo Acorazado Potemkin. Rusia, pese a la derrota 3-0, regresa por primera vez a los cruces desde 1994.

El alumnado de “El Maestro” Tabárez jugó fiel a su entrega dentro del campo y acabó demostrando muy bien lo aprendido. Edison Cavani buscó su gol todo el tiempo y se le dio. Luis Suárez, luchador a más no poder, cobró un tiro libre que Igor Akinféev vio penetrar en su arco y ya tiene dos tantos en este Mundial. Los uruguayos se incluyeron entre los 16 mejores equipos de una Copa del Mundo, por tercera vez consecutiva.

Un Marruecos eliminado buscaba aguarle la fiesta a España. La última derrota de “La Furia Roja” ante un elenco africano data de 1998, cuando Fernando Hierro, actual seleccionador, estaba activo. Los peninsulares pelearon el sitial de honor de la agrupación B (lo obtuvieron dramáticamente) y su boleto a la otra etapa; sin embargo, los marroquíes les jugaron de tú a tú, e incluso les hicieron ir “a remolque” dos veces, causando susto hasta que los ibéricos los alcanzaron en la pizarra, con la anuencia de las 33 cámaras del Árbitro Asistente de Video (VAR, siglas en inglés).

Portugal venía de una mala noche, luego de la bulla que armaron aficionados iraníes ¿o fanáticos?, en las afueras del hotel donde se hospedaban los “lusos”. Según el sitio web de la FIFA, Carlos Queiroz comandó el vigésimo partido de un Mundial, en que un DT enfrentó a su nación de origen. Los campeones de Europa acorralaron a unos persas que no fueron presa fácil y, aunque los asiáticos equilibraron algo las acciones, Quaresma, exbarcelonista de principios del siglo XXI, rompió el celofán en el Mordovia Arena. El VAR “entabló” el encuentro en los compases conclusivos, propiciando un penal a favor de Irán. Fernando Santos y sus dirigidos pasaron segundos: van menos cómodos a octavos de final.

Dinamarca y Francia se hicieron nulo daño en el primer partido sin dianas en Rusia-2018. Empatando, los nórdicos seguían vivitos en tierra rusa. El Luzhniki, en Moscú, fue un “desconcierto” de silbidos, ante la falta de acometividad sobre el césped. El puesto cimero del grupo quedó en manos francesas y los daneses secundaron a los “galos”. Perú salvó la honrilla (todavía está fresca la herida danesa) y Paolo Guerrero entró a la Historia de los goleadores de Mundiales.

Ni cuando fueron terceros en Francia ’98, Croacia había tenido una fase de grupos de puntuación perfecta. Zlatko Dalic, seleccionador balcánico, y sus pupilos, se deshicieron de los “vikingos” islandeses, para demostrar que esta generación croata maduró mucho de Brasil ‘2014 –allí de fueron luego de tres desafíos– a acá. Salieron a la cancha varios suplentes de los balcánicos y así les bastó. Islandia se quedó, mas aplausos merece: demográficamente escasa; gélida los 365 días.

Argentina fue mucho más que Nigeria en todo el juego y, cuando le empataron –gracias a un VAR “a cuatro ojos” –, se comportó con sangre fría. Rojo (Marcos) puso el pleito en sus finales al “rojo vivo”. Sampaoli hizo cambios, o ¿se los pidieron hacer desde el vestuario?

Messi, as de la “Albiceleste”, arrancó pertrechado de muchas ganas de triunfo, y abrió la cuenta argentina. Qué clasificaron por los pelos, es cierto, pero… ¡cuidado, Francia!, que los de la patria de Gardel, Fangio, Maradona y el Che pueden resucitar su fútbol “de potrero” y dejar en el camino a cualquiera.

Resultados de las dos últimas jornadas:

Rusia 0 – Uruguay 3 (Suárez, Chéryshev –autogol–, Cavani)

Egipto (Salah) 1 – Arabia Saudita 2 (Al-Faraj, Al-Dawsari)

España 2 (Isco, Aspas) – Marruecos 2 (Boutaïb, En-Nesyri)

Irán 1 (Ansarifard) – Portugal 1 (Quaresma)

Dinamarca 0 – Francia 0

Australia 0 – Perú 2 (Carrillo, Guerrero)

Argentina 2 (Messi, Rojo) – Nigeria 1 (Moses)

Islandia 1 (Sigurðsson) – Croacia 2 (Badelj, Perišić)

Los héroes: En el 90’, Iago Aspas anotó el 2-2 definitivo y La Roja pasa primera de grupo. Marcos Rojo pateó un centro que venía del lado derecho, cuando su combinado iba ubicándose cuarto del grupo D.

El villano: Cristiano Ronaldo falló un penalti, que le posibilitó a España ser líder de apartado.

La polémica: La parsimonia de que hicieron gala franceses y daneses, en la tercera fecha de la llave C.

El detalle: El Video Arbitraje tuvo mucho que ver en la ubicación de cada equipo de la agrupación B, cuando decidió en jugadas polémicas, casi al unísono, en los partidos de última ronda.

El golazo: A tres dedos, en el 45’, Quaresma empalmó la Telstar 18 y le dio ventaja a los suyos.

fuente:cubadebate.cu

 

Deja un comentario

El nombre y el correo electrónico son necesarios. Tu correo electrónico no será publicado.