El sector no estatal también tiene su espacio en Informática 2018

Por estos días los salones de Pabexpo acogen la Feria Expositiva paralela a la XVII Convención Internacional Informática 2018. Entre impresionantes teléfonos inteligentes, modernos simuladores de manejo y decenas de otros productos de la más sorprendente tecnología, destaca la presencia de tres representantes del sector no estatal en Cuba.

Gemus y el control empresarial

Para Geraudis Mustelier, el software Diriger permite el control eficiente de todos los procesos administrativos de las empresas cubanas

En esa pequeña comitiva destaca Gemus, un equipo de 9 personas dedicado al desarrollo de sistemas de gestión, control de recursos, organización y seguimiento de actividades para los organismos estatales. Surgido hace diez años en la ciudad de Artemisa, Gemus tiene ahora mismo presencia en todo el país y se erige como uno de los negocios particulares con mayor reconocimiento del sector empresarial de la Isla.

Entidades como Segurmática, CubaPetróleo, el Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente o el de Informática y las Comunicaciones son apenas algunos de los 258 organismos que emplean los servicios de Gemus para optimizar, a través de aplicaciones y software, sus indicadores de control interno, la gestión documental, los planes de trabajo, la gestión de riesgo o los programas de auditoría.

Para su Director General, el Dr. Geraudis Mustelier Portuondo, sostener el trabajo con tal cifra de clientes de manera simultánea implica un esfuerzo, pero también demuestra cuánto pueden aportar iniciativas como esta al desarrollo de la nación.

“Insertarnos en el sector estatal no resultó sencillo. Lo logramos con precios atractivos, calidad en el servicio y una estrategia de mercado que valore las necesidades propias de cada cliente y las particularidades de su proceso productivo. Eso rompe la subjetividad respecto a la contratación de trabajadores por cuenta propia por empresas estatales, pero nosotros demostramos cuánto se puede avanzar en ese sentido”, asegura.

Gemus llegó a Informática 2018 para exhibir sus potencialidades y mostrar los avances del pequeño grupo, un equipo compuesto por físicos, matemáticos, ingenieros informáticos, licenciados en contabilidad y abogados. Esa pluralidad, —dice su Director General— les permite enfrentar cada problema con una visión amplia y encontrar las mejores soluciones de acuerdo a las características particulares del cliente.

Cuestionado por Cubadebate sobre las motivaciones y las condiciones de trabajo, Mustelier Portuondo asegura que el factor económico incide mucho, aunque también habla del “sentido de pertenencia y el orgullo profesional de aprender, tener la mejor solución para un problema o desarrollar aplicaciones con una tecnología novedosa”. Para él, esos elementos son esenciales para romper falsos esquemas y acercar cada vez más al sector no estatal con las empresas de la Isla.

“Muchos ven todavía al sector no estatal como algo informal, tanto en el servicio como en las personas, e incluso otros lo perciben como algo extra a la economía cubana. Sin embargo, nuestra presencia aquí dice de cuánto podemos aportar al progreso del país desde la creación de software nacionales. El hecho de insertarnos en Informática 2018 y que se nos admire nuestro trabajo significa ya un reconocimiento importante de cara ese propósito”, concluye.

BascalPro: un obstáculo a la corrupción

El software que promueve BascalPro permite automatizar todo el proceso de pesaje y evitar la manipulación de los datos

Muy cerca del lugar donde Gemus exhibe sus productos como un miembro más del Stand Cuba, Raúl Cuervo Bello también se empeña en conversar con los visitantes sobre su trabajo como desarrollador dentro de BascalPro, un novedoso sistema de pesaje, facturación y control de productos que se despachan en vehículos de gran porte.

Para este graduado de la Universidad de las Ciencias Informáticas, la gran virtud de BascalPro radica en su capacidad para monitorear toda la actividad de pesaje tanto en tiempo real como a partir de los datos guardados luego de cada operación. Además —dice— permite el acceso remoto desde cualquier punto del país, resulta compatible con todos los sistemas de pesaje existentes en Cuba y como prescinde del factor humano a la hora de registrar el peso evita la corrupción.

“Llevamos cinco años de experiencia y con un continuo desarrollo del software. Una de nuestras premisas esenciales consiste en mantener la interfaz lo más sencilla posible, de forma tal que cuando un nuevo operario la utilice sea capaz de aprenderla en el menor tiempo posible”, asegura Cuervo Bello.

A su vez, el software permite el control tanto desde el departamento económico de la entidad como desde la dirección de la empresa, con acceso a informaciones como el número de licencia de conducción, la matrícula del vehículo o la hora de entrada y salida. Sin embargo, el sistema está diseñado para imposibilitar borrar cualquier registro o alterar los datos una vez confirmado el peso del producto en la báscula.

Con presencia desde hace algunos meses en centros tan importantes como la Empresa Nacional de Silos o la procesadora de soya, y por definir otros contratos con la Empresa de Materias Primas o la encargada de los molinos en el país, los dos miembros de BascalPro ven en su asistencia a Informática 2018 un reconocimiento especial.

“Esta feria es muy dinámica y aun no interiorizo cuánto significa estar aquí. No obstante, siento una responsabilidad con las personas que trabajan esta línea. Hasta ahora mi mayor placer en el trabajo era ver cómo el software funciona luego de instalarlo, pero estar implica un impulso mayor y demuestra una voluntad de sumar a todos lo que se preocupen por la informatización y el desarrollo de Cuba”, confiesa el joven desarrollador.

La diversidad de Pyxel Solutions

Los integrantes de Pyxel Solutions ven en su participación en Informática 2018 un reconocimiento a su trabajo.

Quizás muchos de los que utilizan desde sus móviles herramientas digitales tan populares como D´Taxi o descargan música cubana con D´Ritmo nunca se detienen en el grupo de 15 jóvenes detrás de esas aplicaciones. Se trata de Pyxel Solutions, el tercero de los actores no estatales representados en la Feria Expositiva paralela a Informática 2018.

Con cinco años de experiencia en la conceptualización y desarrollo de software para dispositivos móviles en todas sus gamas, el equipo de Pyxel asume trabajos en áreas tan diversas como la gestión de empresas, la publicidad, las finanzas o la comunicación interna. Asimismo, también centran sus esfuerzos en el desarrollo de páginas web.

De acuerdo a Susana Yaque Rivera, al frente de la línea de desarrollo de software, entre sus productos insignias sobresalen D´Taxi y D´Ritmo, dos productos lanzados al mercado en colaboración con la Empresa TaxiCuba y la EGREM, respectivamente. No obstante, la especialista reconoce también el trabajo con el Fondo Cubano de Bienes Culturales, la Feria Internacional de La Habana o el Grupo Palco.

“Nuestra función esencial radica en crear soluciones informáticas con altos niveles de calidad y enfocamos el trabajo hacia el sector empresarial de Cuba. Creemos que esa es una buena manera de contribuir a la informatización del país, y a la vez explotar las potencialidades de nuestro equipo”, asegura.

Junto a ella, Alain José Peña, especialista comercial de Pyxel habla también de cómo ayudar en el desarrollo del país, de la necesidad de eliminar falsos conceptos y a ganancia mutua de estrechar espacios con el sector empresarial en la Isla en un evento de tanta magnitud como Informática 2018.

“Tener un stand es un éxito que aun disfrutamos, porque no parecía creíble cuando empezamos hace cinco años. Compartir sede con las más importantes empresas cubanas vinculadas al tema de la informática y las tecnologías de la comunicación significa un apoyo considerable a nuestra gestión y un paso de avance en el entendimiento sobre cuánto puede contribuir el sector no estatal al país. No obstante, este proceso debe aumentar y abrir más posibilidades para otros tantos que también tienen productos de calidad en el sector”, afirma.

Aunque tres iniciativas del sector no estatal no conforman el universo de los tantos programadores, diseñadores o informáticos que desarrollan software como trabajadores por cuenta propia, su presencia en Informática 2018 resulta una decisión positiva. Aun con cuestiones por mejorar, tanto en el acceso a los recursos y al mercado, el reconocimiento de la personalidad jurídica o un estricto control de las obligaciones tributarias, promover su vinculación con las empresas de la Isla se erige en parte vital del perfeccionamiento de nuestro modelo económico y social.

Reconocer la eficiencia, la creatividad y los deseos de hacer, promover experiencias respetuosas con la sociedad, los trabajadores vinculados a ellas y abocadas a la informatización de Cuba, significa también una buena manera de apoyar el propósito del evento de contribuir al desarrollo sostenible. Unir voluntades de cara a un interés común, limpiar el camino de incomprensiones, parece otra buena manera de llegar a esa meta.

fuente: cubadebate

 

Deja un comentario

El nombre y el correo electrónico son necesarios. Tu correo electrónico no será publicado.