Rusia-2018: La rebelión de los pequeños

Irán asustó a España, Marruecos dominó a Portugal, Uruguay pidió la hora ante Arabia Saudita, Australia encerró a Dinamarca, Croacia goleó a Argentina… Las distancias se han acortado en este Mundial donde la historia cuenta menos.

La rodilla de Diego Costa truncó la racha iraní de 23 partidos oficiales invictos. Los persas no tocaron el balón en la primera mitad, cuando España los abrumó con más de 400 pases. El segundo tiempo fue otra historia. Sin renunciar a su estrategia, los dirigidos por Carlos Queiroz tomaron confianza y estuvieron a punto de empatar el partido en tres ocasiones, una de ellas, con justicia, invalidada por el VAR.

Minuto 69′, Isco sorprende con un cobro de esquina raso para Silva que llega en el primer palo, la pone atrás, remata Ramos, rebota en un jugador, el balón queda suelto, tres iraníes se lanzan al suelo y arriesgan su físico ante los intentos fallidos de Costa y Piqué. Tres hombres acostados justo en la línea de gol evitan el tanto. Así es la Irán de Queiroz.

Con ese juego sacrificado intentarán clasificar en la última oportunidad contra Portugal, que se complica frente a rivales cerrados atrás. España se mostró nerviosa. La Furia Roja ha perdido esa habilidad que tenía la anterior generación para enfríar los partidos cuando iban ganando.

Marruecos y Perú han sido víctimas de sí mismas. Dos selecciones que han gustado con su juego ofensivo, pero estéril. Los Leones del Atlas se quedan sin goles tras 28 remates en dos encuentros y dominio de la posesión contra Irán (68%) y Portugal (55%). Perú lo falló todo cuando enfrentó a Dinamarca y batalló sin suerte ante la poderosa Francia. Ambas se van a casa.

Los lusos, tal como se prevía, lucen menos contra equipos, a priori, inferiores. Portugal avanzará en el Mundial hasta que Cristiano falle.

Uruguay es un equipo conformista, capaz de irse atrás luego de anotarle un gol a Arabia Saudita. El maestro Óscar Washington llegó a Rusia con una sola idea: marcar mediante Suárez o Cavani y sobrevivir gracias a Giménez y Godín. Cuatro columnas sostienen a este rocoso conjunto. Lo alarmante es que Luisito y el Caníbal no se ponen de acuerdo, cuando uno se inspira, el otro se apaga.

En esta Copa de penales (vamos por 11 y el récord absoluto es 18) Australia tiene una barbuda ventaja: Mile Jedinak, el capitán que no falla nunca desde los 11 pasos. Los aussies complicaron a Francia y ahora sacaron un empate ante Dinamarca que los deja con opciones si ganan a Perú. La Dinamita Roja, campeona de Europa en 1992, apuesta demasiado al balonazo, estrategia que limita la capacidad técnica de Christian Eriksen, que marcó un golazo en una de las pocas jugadas de asociación que concretaron.

La luz de Modric o el suicidio táctico de Sampaoli

El jugador argentino Lionel Messi durante el partido frente a Croacia. Foto: Gabriel Rossi/ Getty Images.

Jorge Sampaoli renunció a todo cuando alineó defensa de tres con Tagliafico y Mercado como mala compañía de Otamendi. Perisic y Rebic se gustaron por las bandas. Argentina estaba nerviosa, Sampaoli más. Al 19′ una premonición: Willy complica a Tagliafico que pierde la bola en el área, aunque el árbitro invalida la acción por falta de Mandzukic.

Las ausencias de Fazio y Banega auguran debilidad atrás y penumbra ofensiva. Sampaoli insiste en dejarlos fuera del once.

El ataque de Argentina se basa en los centros de Marcos Acuña, su mejor jugador en el choque. Mal presagio. Ni Agüero (1.72m) ni Messi (1.69m) podrán nunca por arriba con Domagoj Vida (1.84m) o Dejan Lovren (1.88m).

Minuto 27′, Meza envía un córner directamente al lateral de la red. Sampaoli agita su paso intranquilo en la banda.

A la media hora, la zaga croata comete su primer error. Enzo Pérez, el jugador 25, falla a puerta vacía. Unos 120 segundos más tarde, Vida comete el segundo y último error de la defensa balcánica, pero Messi no tiene la suerte de Diego Costa y el balón rebota directamente a las manos de Subasic. Inmediatamente los croatas responden con un cabezazo de Mario Manduzkic que llega solo por la izquierda.

Antes de ir al descanso, Rebic decide mal para rematar una asistencia cruzada de Modric. Croacia absorve la confianza que va perdiendo Argentina.

En la reanudación, Enzo Pérez manda al Kun el primer pase filtrado de la albiceleste. Acto seguido, la desgracia de Willy. 1-0.

Sampaoli cree, todavía, que su estrategia funciona. Entra Higuaín por Agüero al 54′. Desesperado apura otro cambio. Salvio sale y entra Pavón. El vacío por la nada.

Minuto 64′, Acuña filtra el segundo y último pase de Argentina. Fallan Meza y Messi. Poco después aparece Dybala, que no puede hacer mucho al sustituir a Enzo Pérez.

Sampaoli estirpa las ideas, juega con un 3-1-3-3, reiventa el fútbol, cunde la anarquía.

Otra hora cero de Argentina sin Messi, que no la pide. Entre los que completan los 90′, solo Caballero (43) tocó menos veces el balón que Lionel (48).

Luka Modric aparece por todos lados, incluso gana de cabeza, ejerce como capitán y estrella de Coracia. Diez antes del final reclama la bola hasta tres veces por el centro, dribla a Otamendi y fusila desde su casa. 2-0.

Antes de terminar Rakitic se venga de los golpes de Nicolás con la guina. Goleada 3-0. Solo Acuña intenta pararlo. La doble campeona del mundo, la finalista hace cuatro años, depende de Islandia y Nigeria para avanzar a ocatvos.

Resultados de los últimos dos días

  • Portugal 1 (Ronaldo) – Marruecos 0
  • Uruguay 1 (Suárez) – Arabia Saudita 0
  • España 1 (Costa) – Irán 0
  • Dinamarca 1 (Eriksen) – Australia 1 (Jedinak)
  • Francia 1 (Mbappé) – Perú 0
  • Croacia 3 (Rebic, Modric, Rakitic) – Argentina 0

Líderes goleadores

  1. Cristiano Ronaldo (Portugal) 4 goles en 180 minutos (uno de penal)
  2. Denis Cheryshev (Rusia) 3 en 140 min.
  3. Diego Costa (España) 3 en 166 min.
  4. Harry Kane (Inglaterra) 2 en 90 min.
  5. Romelu Lukaku (Bélgica) 2 en 90 min.
  6. Artem Dzyuba (Rusia) 2 en 99 min.
  7. Luka Modric (Croacia) 2 en 180 min. (uno de penal)
  8. Mile Jedinak (Australia) 2 en 180 min (ambos de penal)

Deja un comentario

El nombre y el correo electrónico son necesarios. Tu correo electrónico no será publicado.